lun. Ago 10th, 2020

Es cada vez más frecuente el fenómeno del estrés laboral, visiblemente aumentando en nuestra sociedad, esto es porque los tipos de trabajo han ido cambiando en las últimas décadas y considerando el alto nivel de estrés emocional que se está presentando ante COVID 19, en seguida vemos reflejado de manera negativa el bienestar físico y psicológico del trabajador ocasionando un deterioro en el clima organizacional.

Se puede presentar en En México un porcentaje alto de las empresas sufren estrés dentro de la organización y de igual manera los mexicanos en general padecen estrés laboral, y si a esto aumentamos que cierta población en México posiblemente padezca de depresión o ansiedad debido al confinamiento provocado por la pandemia del COVID 19, la respuesta es que es sumamente necesario el apoyo psicológico en el trabajador para minimizar el estrés.

En los empleados una preocupación excesiva, la imposibilidad para tomar o aceptar decisiones, la impresión de confusión, la inhabilidad para concentrarse, la falta de control, el efecto de desorientación, los olvidos cada vez más frecuentes, los aislamientos ó bloqueos mentales, la sensibilidad exagerada a las críticas, el pésimo humor, la mayor susceptibilidad a sufrir accidentes y la ingesta de tóxicos.

El sostenimiento de estos efectos puede inducir el desarrollo de crisis o trastornos psicológicos asociados al estrés. Mencionando los posiblemente más frecuentes son: trastornos del sueño y de ansiedad, fobias, dependencias a tóxicos, depresión, afectando más los trastornos afectivos, de la alimentación y de la personalidad, así como el de hipocondriasis: es la preocupación excesiva por tener enfermedades, llegando al extremo de creer que si tienen una enfermedad, cuando no es cierto.

Por ello, es importante realizar en las empresas la medición del estrés en los empleados mediante pruebas de estrés laboral y de confianza, y de esto es de lo que la NOM 035 se trata. Los factores de riesgo psicosocial y necesidades que presente el equipo de trabajadores dentro de la organización bajo la NOM 035.

Añadiendo el sentido de pertenencia entre los trabajadores y a la empresa ante la crisis que se está viviendo, por el COVID 19, un orden para la adecuada realización de tareas encomendadas de forma consistente y emprendedora, una participación benéfica y proactiva desde una comunicación entre los diferentes roles de trabajo de forma asertiva (dentro del trabajo y en línea desde casa), motivación y contentamiento laboral,  arreglos y acuerdos, trabajo en equipo, innovación personal y el emprendimiento de una sana información sobre la distribución adecuada por las cargas de trabajo, con jornadas laborales normales y reguladas por la NOM-035-STPS.

El aporte de la organización hacia sus trabajadores afectados son las medidas y acciones de control por medio de la atención psicológica individual que se le brinda a cada trabajador de la empresa para disminuir el estrés que están generando, equilibrando sus emociones y previniendo acontecimientos traumáticos en ellos.

Un plan wellness (actividades de relajación y fitness vía online) como apoyo a la salud física, desarrollo de creatividad, promoviendo la baja de estrés y la liberación de endorfinas y oxitocinas.

Trabajando el área de salud mental a base de estrategias de apoyo para miedos ante situación en crisis. Un punto importante que está sucediendo durante esta crisis, es el manejo de trabajo en línea desde casa ante diversos limitantes que se están presentando en tiempos de covid-19, que es la invasión del área de trabajo dentro del hogar sin tener un espacio adecuado y distracciones externas al entorno laboral constantes al encontrarnos en contingencia, y esto se puede transformar con buenos resultados obteniendo la adaptación a cambios de área para laborar, emprendimiento personal, logrando clima organizacional y venta persuasiva.

Es importante tener en cuenta en las organizaciones que el riesgo de estrés laboral se revela en  la disminución de la producción, esto es en la calidad, cantidad o ambas, la falta de participación entre compañeros, cuando las peticiones de cambio de puesto de trabajo aumentan, cuando se requiere de mayor supervisión del personal, aumentan las quejas en los clientes, el deterioro en las relaciones humanas, la falta de orden y limpieza, se da un aumento de absentismo, de incidentes y accidentes, de quejas al servicio médico y de nueva cuenta hablamos sobre la ingesta de tóxicos como el consumo de tabaco, alcohol y medicamentos.

En resumen, es importante que las empresas inviertan en resiliencia estratégica, financiera y operativa a los riesgos emergentes para estar mejor preparados a responder y a recuperarse.